Psicología, relajación, estress, ansiedad. Música y procedimientos para el sosiego, y la relajación. Yoga. Antiestress
Posts RSS Comments RSS 10,103 Posts and 7 Comments till now

ENS ASTRALE

Dice Paracelso: “Los astros en el cielo no forman al hombre.  El hombre procede de dos principios: el “Ens Seminis” (el esperma masculino) y el “Ens virtutis” (el  INTIMO). Tiene por tanto dos naturalezas: Una corpórea y otra espiritual y cada una de ellas requiere su digestión (matriz y nutrición)”.

 

“Así como el útero de la madre es el mundo que rodea al niño y del cual el feto recibe su nutrición, de la propia manera la naturaleza, de la cual el cuerpo terrestre del hombre recibe las influencias que actúan  en su organismo, el “Ens Astrale” es algo que no vemos pero que nos contiene a nosotros y a todo lo que vive y tiene sensación.  Es lo que contiene al aire y del cual viven todos los elementos y los simbolizamos con “M” (misterium)”.  (Paramirum Lib. 1)

 

Aquí nos habla claramente el gran Teofastro de la luz astral de los kabalistas, del ázoe y la magnesia de los antiguos alquimistas, del Dragón volador de Medea, del INRI de los cristianos y del Tarot de los Bohemios.

 

Ya llegó la hora en que la “Biocenosis” estudie a fondo el gran agente universal de vida, la luz astral y su “selbe et coagula”, representados en el macho cabrío de Méndez.

 

La luz astral es la base de todas las enfermedades y la fuente de toda vida.  Toda enfermedad, toda epidemia tiene sus larvas astrales, que, al coagularse en el organismo humano, producen la enfermedad.

 

En el templo de Alden, los Maestros sientan a sus enfermos en un sillón, bajo luz amarilla, azul y roja.  Estos tres colores primarios sirven para hacer visibles en el cuerpo astral las larvas de la enfermedad.

 

Después de que los Maestros extraen estas larvas del cuerpo astral del paciente, tratan este organismo con innumerables medicamentos.

 

Sano ya el cuerpo astral, el cuerpo físico sanará matemáticamente, porque antes de que enfermasen los átomos físicos de un órgano, enferman los átomos “internos” del mismo órgano.  Curada la causa, curase el efecto.

 

Toda persona enferma puede escribir una carta al templo de Alden, y recibirá ayuda de los médicos Gnósticos.  La carta debe ser escrita por el interesado, y quemarse luego por él mismo, después de haberse perfumado con incienso, en el propio acto.

 

La carta astral o alma de la carta quemada, irá al templo de Alden.  Los Maestros de la sabiduría leerán la carta y asistirán al enfermo.

 

Debemos tener nuestras casas aseadas, tanto en lo físico como en lo astral.  Los depósitos de basura están siempre llenos de larvas infecciosas.  Hay sustancias odoríferas que queman las larvas o las arrojan fuera de la casa.  El frailejón es una planta que utilizan los indios Arhuacos para desinfectar sus casas.  Se puede también hacer la desinfección con belladona, alcanfor y azafrán.

 

Minerva, la Diosa de la Sabiduría, esteriliza los microbios del aposento del enfermo con cierto elemento alquímico que irradia mediante sistema especial.  Esto les impide reproducirse.

 

También tiene Minerva un lente cóncavo, que aplica al órgano del enfermo, estableciendo así un foco de magnetismo perenne que produce la curación.

 

Debemos evitar el trato con personas malvadas, pues esas personas son centros de infección astral.

¿Qué te parece el artículo? Vota:

Trackback this post | Feed on Comments to this post

Leave a Reply

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.